Día mundial del Asma 2017.

Como cada año el primer martes de mayo se celebra el Día Mundial del Asma, evento auspiciado por la Global Initiative for Asthma (GINA), que este año tendrá lugar el día 2 de Mayo de 2017. Hasta el año 2016 el lema elegido cada año ha sido el mismo: “Puedes Controlar tu Asma”.
Este año la GINA introduce un nuevo lema “Asma: Mejor Aire, Respira mejor” para sensibilizarnos a todos de que debemos cuidar el medio ambiente, procurando un aire más limpio y libre de contaminantes.
Según la EPA (1), Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, hay dos contaminantes del aire que pueden afectar al asma. Uno es el ozono (que se encuentra en el “smog” o neblina tóxica). El otro es la contaminación por partículas (que se encuentran en la neblina, el humo y el polvo). Cuando el ozono y la contaminación por partículas se encuentran en el aire, los adultos y los niños con asma tienen más probabilidades de tener síntomas. La contaminación del aire puede hacer que otros desencadenantes, como el moho y los ácaros del polvo por ejemplo, afecten más al paciente asmático. El ozono suele aumentar en los días de calor en verano, especialmente por las tardes y al comienzo de la noche. La contaminación por partículas puede ser perjudicial en cualquier época del año, incluso en invierno. Suele aumentar especialmente cuando el tiempo está calmado, lo que permite la acumulación de la contaminación en el aire. Los niveles de partículas también pueden estar elevados cerca de las carreteras con mucho tránsito, durante las horas pico del horario laboral (última hora de la tarde) y alrededor de las fábricas o cuando hay humo en el aire proveniente de estufas de leña, chimeneas o quema de vegetación.
Se deben planificar las actividades en el exterior, sobre todo el ejercicio en el paciente asmático, para realizarlas cuando y donde los niveles de contaminación sean inferiores. En verano, se recomienda realizar las actividades más vigorosas por la mañana. Y el ejercicio debe realizarse lejos de carreteras con mucho tránsito o áreas industriales. En los días de calor, con “smog”, cuando los niveles de ozono están muy elevados, se debe considerar realizar el ejercicio en interiores. Es interesante para los asmáticos conseguir información actualizada sobre la calidad del aire local, casi siempre disponible a través de distintas aplicaciones móviles o las webs de los ayuntamientos, principalmente en las grandes ciudades.
El Comité de la Salud y el medio ambiente de la Sociedad Europea de Respiratorio (ERS) (www.ersnet.org ) ha desarrollado 10 principios para el aire limpio, que resumen el estado de la ciencia para orientar las políticas de salud pública respecto a la contaminación ambiental (2).
Decálogo por un aire limpio:
1. Los ciudadanos tienen derecho a un aire limpio, del mismo modo que al agua potable y a alimentos seguros.
2. La contaminación del aire es una de las mayores amenazas para la salud ambiental, dando lugar a una reducción significativa de la esperanza de vida y la productividad.
3. Las partículas finas y el ozono son los contaminantes más graves. Se necesita reducir con urgencia sus concentraciones de forma significativa.
4. La contaminación en las proximidades de las carreteras representa una amenaza grave para la salud, que no puede abordarse adecuadamente mediante la regulación de la masa de partículas finas y de ozono. Se necesitan abordar otras medidas tales como el control de las partículas ultrafinas de carbón negro para investigaciones futuras y sus correspondientes regulaciones.
5. Las emisiones no precedentes del tubo de escape (a partir de los frenos, los neumáticos, las superficies de carreteras, etc.) representan una amenaza para la salud de los usuarios de las carreteras y los sujetos que viven cerca de carreteras muy transitadas.
6. En la práctica, las emisiones de dióxido de nitrógeno procedentes de los motores diesel modernos son mucho mayores de lo previsto. Esto puede exponer a corto plazo, a muchos usuarios de carreteras, y personas que viven cerca de las carreteras más transitadas, a concentraciones máximas durante las horas pico y durante períodos de estancamiento del aire ambiental afectando a la salud.
7. El calentamiento global provocará más olas de calor, elevando las concentraciones de contaminación del aire. Las altas temperaturas y la mayor contaminación del aire actúan sinérgicamente produciendo efectos más graves de lo esperado para la salud, que el calor o la contaminación por separado.
8. La combustión de combustible de biomasa genera contaminantes tóxicos. Esto es cierto tanto para los fuegos controlados (chimeneas, estufas de leña y quemas agrícolas), como para los incendios forestales no controlados. Hay necesidad de evaluar los impactos reales de salud de la contaminación del aire de estas fuentes en muchas zonas de Europa para informar sobre la necesidad de un control mejor.
9. El Cumplimiento de los valores límite actuales para los principales contaminantes atmosféricos en Europa no confiere protección para la salud pública. De hecho, se producen efectos muy graves sobre la salud a concentraciones muy por debajo de los valores límite actuales, especialmente los de partículas finas.
10. Las políticas de la Unión Europea para reducir la contaminación del aire son necesarias en última instancia para conseguir que el aire esté limpio y libre de efectos adversos significativos sobre la salud de los ciudadanos europeos. Los beneficios de estas políticas son muchos mayores que los costes.

Terminamos este post de nuevo con el lema de este año “Asma: Mejor Aire, Respira mejor”, colaboremos para tener una mejor calidad del aire para todos y para que con o sin asma respiremos mejor.
Bibliografía:
1. Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos, http://www.epa.gov/asthma
2. Brunekreef B, Annesi-Maesano I, Ayres JG, et al. Ten principles for clean air. Eur Respir J 2012; 39: 525–528

DIA MUNDIAL ASMA 2017

Viviendo con hipertensión pulmonar.

La hipertensión arterial pulmonar (HAP) es una enfermedad progresiva que reduce el flujo sanguíneo y aumenta la presión en los vasos sanguíneos del pulmón. Las arterias pulmonares son los grandes vasos sanguíneos responsables de transportar sangre desde el corazón hasta los pulmones para recoger oxígeno. En HAP, las células que recubren el interior de estas arterias proliferan y cambian la estructura normal del vaso sanguíneo, causando un aumento en la resistencia a la sangre que fluye a través de ellos y aumentando así la presión arterial. Este aumento de presión en la arteria pulmonar supone una sobrecarga para el ventrículo derecho que es el responsable de impulsar la sangre hacia los pulmones. A lo largo del tiempo el ventrículo derecho se vuelve incapaz de “soportar” dicha carga y empieza a fallar. Y es esta situación la que conduce a la intolerancia para realizar actividades físicas y disnea.

¿Cuántas personas se ven afectadas por la HAP?

La HAP afecta a 15-50 individuos por millón de personas. Las personas de todas las edades y etnias sufren de esta enfermedad, aunque es más común en las mujeres que en los hombres.
Clasificación clínica:
La hipertensión pulmonar se clasifica en 5 grupos dependiendo del mecanismo que produce la enfermedad.

¿Qué opciones de tratamiento hay disponibles?
En el momento actual no hay cura para esta grave enfermedad. Sin embargo, en ninguna enfermedad se han realizado tantos avances en cuanto a la terapéutica. En relativamente poco tiempo se han logrado desarrollar y comercializar 12 fármacos. Todos los pacientes pueden tener acceso a esos fármacos, pero un punto que es muy importante es un correcto diagnóstico y una estratificación pronóstica adecuada. El objetivo actual es garantizar que todos los pacientes con HAP tengan acceso a centros de excelencia en el diagnóstico, tratamiento contínuo de su enfermedad y devolverles a una situación clínica de bajo riesgo que les permita hacer una vida lo más normal posible.
Los medicamentos aprobados en Europa para el tratamiento de la hipertensión arterial pulmonar se dividen en:
1. Los antagonistas del receptor de la endotelina (“ERA”). Tres ERA están aprobados para su uso en HAP en Europa: Bosentán, Macintentán, Ambrisentán.
2. Inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5 (“PDE-5”) Dos inhibidores de PDE-5 están aprobados para su uso en Europa: Sildenafilo y Tadalafilo.
3. Prostanoides: La prostaciclina tiene efectos vasodilatadores muy fuertes sobre los vasos sanguíneos. En personas con HAP se ha demostrado una producción insuficiente de prostaciclina. El uso clínico de la prostaciclina ha sido posible gracias a los análogos sintéticos. Cuatro fármacos dirigidos a la vía prostaciclina están actualmente aprobados en Europa: Selexipag, Iloprost, treprostinil, Epoprostenol
4. Los estimuladores solubles de guanilato ciclasa (SGC): Riociguat – ha sido aprobado en Europa para la HAP y para la hipertensión pulmonar tromboembólica crónica.
Actualmente no hay medicamentos aprobados para las otras tres clases de hipertensión pulmonar (grupos 2, 3 y 5 de la OMS). La investigación sobre nuevos tratamientos sigue en curso y puede en un futuro próximo conducir a nuevas aprobaciones de fármacos.
Hipertensión Pulmonar Tromboembólica Crónica.
La hipertensión pulmonar tromboembólica crónica (HPTEC) es el único tipo de hipertensión pulmonar que puede ser potencialmente curable si se administra el tratamiento adecuado.
El mecanismo de este tipo de hipertensión pulmonar se explica por la obstrucción total o parcial por un trombo que se cronifica en la arteria pulmonar, y esto nuevamente causa aumento de la presión dentro de la arteria pulmonar y disfunción del ventrículo derecho.
¿Qué causa la HPTEC?
Puede ser el resultado de coágulos de sangre que viajan a los pulmones (llamado embolia pulmonar) y bloquear las arterias pulmonares. Se piensa que a veces estos coágulos de sangre no desaparecen completamente después del tratamiento con anticoagulantes y una porción puede permanecer pegada a la pared de las arterias en los pulmones. Con el tiempo, el tejido se se vuelve más fibroso, creando un bloqueo que impide que la sangre fluya fácilmente a través de los pulmones.
Estos coágulos “fibrosos” son característicos de HPTEC y son muy diferentes de los coágulos de sangre de una embolia pulmonar aguda, como se muestra en la imagen inferior.

Tratamiento de la HPTEC.
Se calcula que la HPTEC afecta a 8-40 personas por millón de personas en todo el mundo. En el momento actual el tratamiento de elección para curar la HPTEC es la cirugía denominada endarterectomía pulmonar (PEA) para eliminar la “obstrucción fibrosa del pulmón”. La cirugía de PEA sólo es llevada a cabo por un pequeño número de cirujanos altamente cualificados y sobre todo la selección de los pacientes debe hacerse por un equipo multidisciplinar experto para asegurar que el tratamiento sea el más adecuado para el paciente y sobre todo que a ningún paciente se le niegue la posibilidad de curarse. Por tanto, el proceso de evaluación por el centro experto es el pilar fundamental. La tasa de curación con esta cirugía para los pacientes que son candidatos a ella es de aproximadamente un 75% y está disponible en España. Existe cerca de un 25% de pacientes que pueden mantener un cierto grado de hipertensión pulmonar residual. Todos los pacientes después de la cirugía PEA, necesitan someterse a exámenes médicos regulares y necesitarán mantener la anticoagulación el resto de su vida.
Para los pacientes que no son candidatos a la cirugía de PEA existen otras opciones de tratamiento como el tratamiento médico y dilatación de las arterias pulmonares mediante un catéter (angioplastia de arterias pulmonares). Nuevamente esto debe ser evaluado por un centro con experiencia en el manejo de esta enfermedad.
El mensaje para llevar a casa…
• Un correcto diagnóstico y estratificación pronóstica es fundamental para lograr el objetivo de devolver al paciente a una situación de bajo riesgo.
• Los nuevos tratamientos han llevado a mejoras significativas para los pacientes en términos de síntomas, progresión de la enfermedad y supervivencia.
• Actualmente no hay medicamentos aprobados para las otras tres clases de hipertensión pulmonar.

Para mayor información consúltalo con tu médico o a través de las asociaciones de pacientes.

 

Reunión Científica del Grupo Íbero-latino-americano de Control del Tabaquismo de la ERS.

El pasado 27-Marzo-2017, tuvo lugar la primera Reunión Científica del Grupo Íbero-latino-americano de Control del Tabaquismo de la ERS dirigido por el Dr. Carlos A. Jiménez Ruiz, Chair del Tobacco Control Committee de la ERS y miembro destacado del grupo de trabajo de tabaquismo de Neumomadrid, con el lema “Hacia estrategias más estrictas para el control del tabaquismo. Un paso al frente en los países íbero-latino-americanos”. Dicha reunión se celebró en colaboración con la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR), la Asociación Latino-americana del Tórax (ALAT), la Sociedad Portuguesa de Neumología (SPP) y la Sociedad Brasileña de Neumología y Cirugía Torácica (SBPT) y con el apoyo de la European Network for Smoking Prevention (ENSP).

Durante dicha reunión se debatió, entre otras cosas, sobre las recomendaciones sobre el control del tabaquismo para el gobierno de España. El gobierno debería aplicar o reforzar las disposiciones contenidas en el Convenio Marco para el Control del Tabaquismo (CMCT), en relación a los artículos que tienen que ver con:
– La industria tabacalera. El gobierno debería evitar las injerencias de la industria tabaquera en la toma de decisiones políticas sobre el control del tabaquismo.
– Medidas relacionadas con los precios e impuestos para reducir la demanda de tabaco.
– Empaquetado y etiquetado de los productos de tabaco.
– Educación, comunicación, formación y concienciación del público.
– Medidas de reducción de la demanda relativas a la dependencia y al abandono del tabaco.
– Comercio ilícito de productos de tabaco.

¿Qué falta por hacer?
 Incluir el CMCT en las prioridades nacionales de desarrollo MANUD.
 Elevar el precio de los productos del tabaco.
 Avanzar en la regulación del consumo de tabaco en lugares públicos.
 Etiquetado y empaquetado: Avanzar para el empaquetado genérico.
 Campañas para promover educación, comunicación, formación y concienciación.
 Líneas telefónicas de ayuda.
 Financiación pública de los tratamientos para dejar de fumar.
 Prohibición de publicidad, promoción y patrocinio directos e indirectos de los productos del tabaco.
Así mismo el gobierno debería también adoptar medidas para la regulación de los cigarrillos electrónicos con o sin nicotina, éstos deberían cumplir con la ley sobre los productos de tabaco, pasar un control de calidad y seguridad del producto y regularlos como producto medicinal. Del mismo modo el gobierno debería prohibir el consumo de las pipas de agua y de las hookahs o narguiles en los bares y lugares de ocio y advertir a la población en general, y en particular a los jóvenes, de los peligros para la salud del consumo de estos productos.